Pintura casera con dedos

Las coloridas pinturas de dedos estimulan la curiosidad y la creatividad. Tu pequeño puede dar rienda suelta a su imaginación en cuanto le apetezca sin necesidad de un pincel, y lo mejor de todo: la pintura es de lo más sencilla de hacer con tus propias manos.
Pintura de dedos casera

¿Qué necesito para hacer pintura de dedos?

Para crear coloridas pinturas de dedos en casa, todo lo que necesitas son unos pocos ingredientes que encontrarás en tu cocina. Puedes prepararlas en un santiamén y, además, son ecológicas.

Ingredientes:

  • Media taza de maicena u otro tipo de harina fina
  • 1-2 cucharadas de sal (para que se conserve durante más tiempo)
  • Agua
  • Colorantes naturales
    • Rojo: el color de la col lombarda cocida
    • Amarillo: zumo de zanahoria
    • Azul: zumo de cereza o remolacha
    • Verde: espinacas (machaca las hojas en un mortero para sacarles el zumo)

Y, por supuesto, también puedes utilizar colorantes alimenticios seguros si así lo deseas.

 

¿Cómo hago la mezcla para las pinturas de dedos?

  • Mezcla la harina (por ejemplo, la maicena), la sal y el agua hasta obtener un líquido espeso.
  • Remueve para disolver los grumos (o agita la mezcla en un frasco o recipiente).
  • Añade el zumo (o el colorante alimenticio) hasta obtener el color deseado.

¡Consejo!

¿A tu pequeño le atrae más llevarse la pintura a la boca que explorar su lado artístico? Si añades una cucharada más de sal y un chorrito de zumo de pomelo harás que tu hijo se concentre más en su arte.

Volver arriba