El amor de mamá

Un día, un niño dijo a su madre: —¡Quiero irme lejos y viajar por todo el mundo!

Un día, un niño dijo a su madre: —¡Quiero irme lejos y viajar por todo el mundo!

La madre le respondió: —Pues yo iré contigo, para protegerte y que no te pase nada malo.

—Entonces, voy a ser un río y el agua que lleve correrá por la tierra a toda velocidad —dijo el niño.

A lo que la madre respondió: —Pues yo seré la tierra que bordea el río para guiar su curso.

Al escucharla, el niño se enfadó y dijo: —Entonces, voy a ser un pájaro que pueda volar tan lejos y tan rápido como el viento.

La madre permaneció callada unos segundos y después, mirando con cariño a su hijo, dijo:—Pues yo echaré unas raíces profundas en la tierra y me convertiré en el árbol al que tú puedas volver cuando quieras, toda tu vida.

M. Preußler, Kassel