Etiquetas:

1ª Fase del embarazo: Desconcierto

Posted by HumanaBaby at 9:00 AM on Mar 26, 2018

Share:


¡No hay experiencia que suponga un cambio tan grande en la vida como convertirse en madre! En cuanto sabes que estás embarazada, tu mundo se vuelve del revés a la vez que surgen muchas ideas, deseos, esperanzas y preocupaciones.

La noticia del embarazo provoca una serie de reacciones, aunque la incertidumbre es el sentimiento constante durante las primeras semanas, especialmente si eres primeriza.

Es algo totalmente normal, ya que comienza un nuevo periodo de planes y decisiones que repercute en el concepto que tienes de ti misma, en tu vida diaria, relaciones y carrera profesional. Al mismo tiempo, surge el temor a perder el control y al hecho de que ser una futura madre limita la independencia con la que antes contabas.

Surgen un montón de preguntas, tales como: “¿Voy a poder afrontarlo?”; “¿Qué nos deparará el futuro?”; “¿Qué voy a hacer con el trabajo?”; “¿Cómo va a afectar todo esto a mi situación económica?”; “¿Estará el niño bien?”; “¿Qué voy a hacer con el embarazo si el niño no está sano?”

Especialmente con el primer hijo (y, en muchos casos, el único hijo) existe una enorme voluntad por hacerlo todo bien.

Después de todo, tu relación va a ponerse a prueba. Además, a veces el piso es demasiado pequeño. En cualquier caso, lo más probable es que tu independencia y tu carrera profesional se vean interrumpidas durante un largo periodo.

Seguramente te sorprenderán los bruscos cambios de humor que tendrás durante el primer trimestre de embarazo. Puede que empieces a notar momentos en los que te sientes extremadamente feliz, seguidos de otros en los que te sientes realmente triste.

Quizá tu actitud ante el embarazo vaya variando, llevándote a pensar si es lo mejor para ti o no. No dudes de ti como madre a causa de esto, porque esta montaña rusa de emociones es habitual durante el embarazo debido a los cambios hormonales que se producen en tu cuerpo. No dudes en recurrir a tu pareja o a un profesional para hablar de cómo te sientes y de lo que te está pasando. No tienes que enfrentarte sola a tus emociones. Y lo más importante: No estás sola. ¡Hay miles de futuras madres en todo el mundo que están pasando por la misma situación!

Cambios físicos: Tu cuerpo envía las primeras señales relacionadas con el bebé: tus pechos aumentan de tamaño, sientes tirantez en ellos y a menudo se tornan muy sensibles. La areola se oscurece. El corazón ya está trabajando para dos, al igual que la circulación. Por fuera: el abdomen sigue estando muy plano, apenas hay cambios visibles.

Debido a que las hormonas están revolucionadas, es probable que experimentes cambios de humor, náuseas, mareos, tensión en los pechos y por último, pero no menos importante, cansancio.

La hormona del embarazo HCG juega sus primeras malas pasadas en lo que se refiere a náuseas, especialmente por las mañanas, antes de levantarte. Olores a los que estás acostumbrada, de repente, te resultan desagradables. A menudo, las mujeres embarazadas experimentan cansancio y necesitan dormir más, cosa que no debe sorprenderte.