Crecimiento del Bebé en 12 meses

Posted by HumanaBaby at 10:00 AM on Apr 9, 2018

Share:


Desarrollo físico y psicomotriz

El crecimiento es un buen indicador de salud, puesto que los bebés que crecen bien, en general, están sanos. Por ello, cuando los niños acuden a las revisiones de salud se les controla el peso, la talla y los perímetros.

  • En la mayoría de los casos, el recién nacido pierde el 10% de su peso al nacer, que recupera más o menos a los 10 días de vida.
  • Durante los 3 primeros meses: el bebé aumentará de peso unos 20-40 g diarios (900 g/mes) y crecerá 3,5 cm/mes.
  • A partir de los 4-6 meses: el aumento medio de peso es de 500 g/mes y el crecimiento de 2 cm/mes.

Generalmente, el peso del recién nacido se duplica al cabo de los 5 meses y se triplica a los 12 meses.

Factores que influyen en el crecimiento

  • Durante los primeros meses de vida, el principal factor que influye en el crecimiento es la nutrición.
  • A partir de los 6-12 meses de edad se pone de manifiesto el componente hereditario, por lo que la talla del niño vendrá determinada por la talla de los padres.
  • Aunque todo el sistema hormonal intervenga, el principal factor es la hormona de crecimiento, sobre todo a partir de los 6 meses de vida.

Respecto al desarrollo psicomotriz del niño en el primer año de vida

  • De las 6 a las 8 semanas de edad, el bebé se muestra como un sujeto pasivo en relación con el ambiente. Le llegan percepciones a través de la vista y del oído. Al mes de vida, fija la mirada cuando le hablan.
  • A los 2 meses sigue con la mirada y sonríe cuando le hablan. Estudia su propio cuerpo con el tacto.
  • A los 3 meses abre las manos, y se las pone en la boca. Emite sonidos (“agoo”). La sujeción de la cabeza suele suceder a partir de los 3 meses.
  • A los 4 meses juega con las manos.
  • A los 5 meses gira la cabeza, coge cosas y ríe cuando se ve en el espejo.
  • De los 6 a los 9 meses de edad comienza a explorar el ambiente desde la primera posición de dominio, la de sentado. Extraña a las personas desconocidas. A los 7 meses responde a su nombre y dice “ma” y “pa”. A partir de los 8 meses, el niño domina la posición de sentado y libera sus manos para coger otros objetos, manteniendo el equilibrio. Dice “pa-pa”, “ma-ma” y “ta-ta”. A los 9 meses aguanta erguido con ayuda. Dice adiós con la mano. Entiende palabras.
  • De los 10 a los 12 meses de edad se convierte en un sujeto activo en la exploración de su ambiente, adueñándose de él con la mirada, el tacto y con la ayuda del desplazamiento de su propio cuerpo, bien reptando, arrastrando las nalgas o gateando. Entre los 9 y los 10 meses inicia algunos pasos, y a partir de los 12 puede caminar cogido de la mano.

Los primeros pasos independientes del niño suponen una adquisición muy importante en su desarrollo global. El acto de correr aparece al cumplir los 2 años. Hemos de considerar que los niños progresan de la inmovilidad a la deambulación, pero no todos llegan de la misma forma, el ritmo del desarrollo psicomotriz es diferente.

Control y seguimiento pediátrico

Prueba del talón

Ciertas enfermedades congénitas, no presentan signos externos en el momento de nacer y sin embargo pueden ocasionar, de no tratarse precozmente, lesiones cerebrales y desafortunadamente minusvalías psíquicas, con un deficiente desarrollo intelectual.

Para detectar estas enfermedades a tiempo, aunque son poco frecuentes, se debe realizar a todos los bebés una prueba muy sencilla: con sólo unas gotas de sangre del talón del recién nacido, se pueden conocer ciertos errores congénitos, y mediante el tratamiento precoz se previenen ciertos retrasos mentales y del crecimiento, permitiendo de esta suerte que el niño pueda llevar una vida completamente normal.

La detección se realiza mediante una muestra de sangre, la conocida prueba del talón. Se lleva a cabo a partir de las primeras 48 horas de vida del recién nacido en la maternidad donde la madre da a luz y siempre antes del alta hospitalaria.

Percentiles

Son gráficos sobre el índice de crecimiento normal con respecto a la edad y el sexo que permiten comprobar el crecimiento de un niño con las medidas consideradas normales para su edad. Ahora bien, cada niño sigue su propio ritmo de crecimiento, y mientras el aumento sea objetivable no debemos preocuparnos. Así, por ejemplo, hay veces que con la lactancia artificial el aumento de peso es más significativo que con la lactancia materna, pero eso no significa que el niño no crezca de forma adecuada.

No hay que obsesionarse con el peso. El aspecto general de un niño suele ser el mejor indicador de su salud.

Vacunas

Tabla_vacunas.jpg

Descubre más en la guía práctica de Humana para mamás y papás.